La cascada ‘El Salto de San Antón’, es uno de los atractivos más bellos del estado de Morelos. Con una caída de más de 40 metros y rutas ecoturísticas, este lugar se ha vuelto el favorito de los viajeros aventureros que aman la naturaleza, pero sobre todo los retos; ya que cuenta con diferentes niveles de dificultad que van desde escalada y rappel, hasta rutas de montaña.

Conocida como la cascada del desamor, este lugar turístico cuenta con miles de leyendas sobre su creación, en algunas se menciona a una doncella que esperaba a un guerrero que era su enamorado, este nunca volvió y ella terminó sus días en este lugar. A cambio de su espera, los dioses la convirtieron en cascada. Otra leyenda cuenta que la cascada son las lágrimas de las doncellas que nunca pudieron reunirse con sus amados.

Es por eso que a la cascada ‘El Salto de San Antón’ se le conoce como la cascada del desamorAunque la historia no es tan alegre, este espacio turístico te hará olvidar cualquier problema con su belleza y tranquilidad.

Aquí, además de las rutas de senderismo y rappel, podrás disfrutar la mejor gastronomía de la zona en sus restaurantes locales en los que podrás deleitarte con la tradicional birria o los sopecitos con ‘asientos’.

La cascada ‘El Salto de San Antón’ también cuenta con un hermoso mirador para ver los alrededores del pueblo de Antón, un sitio rodeado de vegetación y árboles milenarios. Esta cascada de agua cristalina tiene una caída hacia un río de baja profundidad en el que podrás nadar o pasar un rato agradable en familia.

Lo mejor de la cascada ‘El Salto de San Antón’ es que está a tan solo 10 minutos del centro de Cuernavaca. Por lo que podrás hospedarte en alguna cabaña o glamping cercano y así disfrutar de sus museos, iglesias y mercados de artesanías. Recuerda llevar ropa abrigadora y cómoda, ya que para llegar al mirador, deberás bajar más de 100 escalinatas, y el regreso es más complicado todavía.

Yuniet Blanco Salas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here