El sábado 29 de octubre, la compañía ferroviaria suiza Rhaetian Railway estableció un nuevo récord mundial al operar el tren de pasajeros más largo del mundo.

Lo que es aún más impresionante es que el tren de 1,2 millas de largo, compuesto por 100 vagones, recorrió una ruta en Suiza que ha sido designada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Esa ruta atraviesa numerosos túneles y cruza aún más puentes mientras serpentea por los Alpes.

Alrededor de 3.000 personas se reunieron en un lugar de Bergün (Suiza), a mitad de camino, para ver el tren en una pantalla gigante, según informa la Agence France-Presse, de acuerdo con Radio France Internationale. Y aunque las carreteras cercanas se cerraron para el evento, multitudes de personas hicieron senderismo y ciclismo hasta los miradores panorámicos para poder ver el paso del tren que batió el récord.

«Después de una intensa preparación, estamos encantados de haber conseguido este récord mundial», dijo Renato Fasciati, director del Ferrocarril Rético, en un comunicado. «No sólo hemos celebrado un maravilloso festival ferroviario aquí en Bergün, sino que hemos podido presentarnos en todo el mundo como un fascinante e innovador ferrocarril de montaña gracias a nuestros entregados socios, patrocinadores y un equipo increíblemente dedicado».

El tren de pasajeros que estableció el récord mundial

El tren, de 1,2 millas de longitud, estaba formado por 25 «composiciones», cada una de las cuales incluía cuatro vagones Capricorn del fabricante suizo Stadler, explica Rhaetian Railway. El tren pesaba 2.990 toneladas.

Curiosamente, el tren recorrió la ruta de 15,5 millas a una velocidad de unas 20 millas por hora, tardando menos de 45 minutos en cubrir el trayecto. A lo largo del trayecto, el tren, que necesitó 7 conductores y 21 técnicos, cruzó 48 puentes y atravesó 22 túneles mientras se abría paso entre las montañas.

La Ruta Escénica de la Montaña

La ruta que va desde el túnel de Albula en Preda (Suiza) hasta el imponente viaducto de Landwasser, de 213 pies de altura y 446 pies de longitud, es una ruta declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO que «representa un desarrollo ferroviario ejemplar para el desentrañamiento de los Alpes Centrales a principios del siglo XX». Eso es porque «constituye un conjunto técnico, arquitectónico y medioambiental excepcional».

El Ferrocarril Rético de Albula y Bernina conecta dos líneas ferroviarias históricas que atraviesan los Alpes suizos a través de dos puertos impresionantes.

La línea de Albula, inaugurada en 1904, tiene 67 kilómetros de longitud. Cuenta con numerosas estructuras impresionantes, como 42 túneles y galerías cubiertas, así como 144 viaductos y puentes.

Por su parte, la línea del paso del Bernina, que conecta el norte y el sur de Europa, tiene 61 kilómetros de longitud. Cuenta con 13 túneles y galerías, así como con 52 viaductos y puentes.

Yuniet Blanco Salas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here